jueves, 11 de diciembre de 2008

De embudos y disciplinas

Lo reconozco: afortunadamente, me cuesta conciliar el sueño últimamente. Y es que se me agolpan las ideas en la cabeza. Es buena época para crear. Es una de las razones por las que recientemente cuelgo poco por aquí: Intento diversificarme, probar nuevas disciplinas y, de paso, amueblar paredes del salón de mis padres.

Perdonen, es solo el cuello del embudo. Cuando se abra será la leche.

Saludos a los que empiezan a ser ciudadanos asiduos, viandantes habituales y vecinos de comentarios.

A.B.