jueves, 14 de agosto de 2014

El camino dificil

 Yo elegí el camino difícil.
El de la distancia y su alambre de espino,
la senda de ausencias y sombras,
la de los momentos de desazón
en el hueco que dejan los abrazos
que no se dan a tiempo.

Yo elegí el camino difícil
de monstruos y zarzas y brújulas rotas,
el de las lágrimas a escondidas,
el sendero de baldosas torcidas,
el atajo más largo para intentar llegar
al mismo punto de inicio.

Yo elegí el camino difícil.
El de los barrancos de nostalgia
con vistas a un alminar ocre y testarudo,
la vereda sinuosa de serpientes
que muerden y aprietan y mudan
la piel de los buenos recuerdos.

Yo elegí el camino difícil.
Emprendí hace tiempo mi propia Odisea,
la ruta de las Indias más allá
de un océano de vértigos y ausencias,
el trayecto menos plácido, el más incómodo.
El esdrújulo y melancólico camino de vuelta a casa.

1 comentario:

Sensaciones Sensation dijo...

"Yo elegí el camino difícil.
El de la distancia y su alambre de espino,
la senda de ausencias y sombras,
la de los momentos de desazón
en el hueco que dejan los abrazos
que no se dan a tiempo."

Me muero en estos versos...en ese hueco!!! Un abrazo POETA!!!