miércoles, 4 de septiembre de 2013

Otra excusa

Pasaba la facultad de Derecho, tomaba Barrionuevo, atravesaba el Tinte para llegar al río. Pedaleaba despacio, el viento en la nariz. Eran las ocho y media de la mañana. La Ribera, a esas horas, era una bocanada de aire fresco. En el walkman –porque aún había walkmans – I’m born again. In an interstellar burst, I am back to save the universe. Río abajo, la ausencia de Miraflores, el reinado de los ojos romanos, observando, envejecidos, el paso de las aguas revueltas. La albolafia, serena, inmóvil, a la espera de alguna crecida… Después, la cuesta del Botánico; a la derecha, el Zoológico, aún por resucitar. La bicicleta agradecía el fin del trayecto.

Yo

no.


Ir a la facultad era entonces –tan entonces –otra excusa –innecesaria –para recorrerte.

Obra de Manuel Castillero
http://manuelcastillero.com/artista.php