martes, 20 de julio de 2010

No sueño contigo

Normalmente no sueño contigo. Sueño más con estrellas blancas reflejadas sobre el río grande, con rutinas retomadas de jazz y café, con sombras y noches a 30˚ y viernes a mediodía de tabernas oscuras, cañas, alguna tapa, bullicio. No sueño contigo normalmente. Si lo hago, siempre apareces en calles empedradas, Céspedes, Deanes o Almanzor, o en lugares de mi pasado donde nunca estabas, o compartiendo conmigo uno de los kebabs más buenos del mundo. Sueño con cotidianas madrugadas deambulando entre Colón y Capitulares, con azahares en Mayo y lluvias en Otoño, con una norma no escrita que nos reúna, sábado tras sábado, semana tras semana, a aquellos que consideramos amigos, con retornos periódicos a este punto actual para escapar del probable Stendhal experimentado en el lugar donde se me cumplen los deseos.  Normalmente no sueño contigo. Lo que quiero contigo se cumple a diario. Todo lo demás sí tengo que seguir soñándolo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cómo dice la canción de La Oreja de Van Gogh, eres "Igual que el poeta que decide trabajar en un banco"

Sigue soñando, antes o después los sueños se hacen realidad, pero no los cuentes muy alto...

Un beso.

Rosa B.

Pauu dijo...

Mostro... Mostro... lo que no puede ser esque casi se me ponga la piel de gallina al leerte. Si no sueñas porque lo que quieres lo tienes es mejor no soñar.

Te quiero

Pau-b
Pd: Tú y yo tenemos algo pendiente