lunes, 6 de julio de 2009

Tengo un plan:


Cualquier día de estos, mientras te llevo al trabajo en coche, cogeré todos los semáforos en rojo para que puedas besarme a tus anchas.
Llegaremos tarde a la oficina, pero con sonrisas en la boca y hormigueo en las pupilas.


1 comentario:

LSB dijo...

Sabes que para mí los semáforos rojos son lo mejor de ir en coche contigo. Y me dan igual los coches cotillas de al lado! :)