miércoles, 29 de octubre de 2008

Ciudad-búsqueda.

Busco a mi ciudad 
entre la lluvia y las aceras,
el tráfico, sus neuras
y las noticias de última hora.
Registro cajones vacíos,
llamadas perdidas, apuntes con mala letra
y fotogramas de años pasados
que me muestran la evidencia.

Busco sin éxito la ciudad
de los grandes rincones
y las pequeñas plazas
de balcones y terrazas abiertas
a la alegría de los sábados por la mañana.
El fracaso me duele entre semana,
pero hay viernes con carretera
que nunca me pillan por sorpresa.

Al final, la ciudad me encuentra siempre,
entregado a sus otoños y sus renuncias,
refugiado en la barra Automática,
con alguna cerveza de más
y escuchando aquella canción de los Smiths
que me recuerda tanto a ti.

A.B. (Octubre 2008)

1 comentario:

Jota Eme dijo...

si te encuentras con mi doppelganger cordobés en la barra del automático, quizá casado y con niños, y aún más aburrido, salúdale de mi parte. pero díle que huya de su mujer enganchada al programa de la copla, díselo, no te cortes, muchas gracias. besos