lunes, 23 de junio de 2008

La falsa noche-más-corta

Dicen que es una noche mágica, que atrae las buenas energías… El falso solsticio de verano (el verdadero es el día 21, pero la Iglesia… se empeñó en trasladarlo al día de San Juan). Ya los celtas celebraban esta noche el día en que el sol se mostraba en su máximo esplendor, encendiendo hogueras como gesto de compartir el poder del astro rey. Es una noche de mitos, ritos, tradiciones… la noche de las hogueras. El fuego, –le feu- elemento catártico por antonomasia, es parte importante de “La noche de San Juan”. Se trata de escribir en un papel tus deseos más ansiados y tirarlos a la hoguera pensando en que se hagan realidad. A mí me gusta, más que por todo lo que de costumbres y ritos tiene, por lo que realmente significa. Es el comienzo de una nueva etapa del año. Es la noche del “borrón y cuenta nueva”Es –sería- la noche perfecta para comenzar una nueva vida. Tengo un relato a medias –tengo tantos así- que empieza en una noche como esta. Es el principio del fin, el inicio del camino hacia el solsticio de invierno en que la noche se imponga a la luz…
Esoterismos aparte, me gusta imaginar una noche rodeada de toda mi gente, a la luz de una hoguera, poniendo deseos en común para, juntos, ir, poco a poco, haciéndolos realidad… en fin, cualquier excusa es buena. Por eso, cualquier noche sería estupenda para poner en práctica esa declaración de intenciones, ese autoanálisis sobre cuáles son realmente nuestros deseos, a dónde queremos realmente llegar, por qué metas estamos dispuestos a luchar hasta el final… La noche de San Juan, cualquier noche de estas.
La magia quizá no exista, pero si necesitamos creer en ella, no nos hará daño: ilusiones.


Un apunte más:
ayer lo conseguimos.

Otro apunte más: ¿Nadie se anima con el último Detallarte? (Podéis hacer preguntas)

Saludos.

A.B. desde la hoguera.