martes, 9 de julio de 2013

El puente

Foto extraída de http://www.tiempo.com/. Usuario -FiReFoX-

De repente sucede el milagro de los puentes milenarios:

La ciudad se rompe en dos, desangrándose en aguas turbulentas,

resultando dos mitades doblemente hermosas.

Apoyado en el coloso de piedra que une las dos orillas,

uno se siente:

unido

durante un instante

                 a la ciudad y su desgarro;

dividido

entre la eternidad del lugar

                 o lo fugaz del instante.

La dicotomía es dueña del aire y de las riberas.

Existen contradicciones tan bellas ante las que solo nos es posible

suspirar.


Todo lo demás fluye, río abajo.