jueves, 10 de febrero de 2011

Un lugar más habitable

No basta con sesión nocturna de canciones en el coche con el volumen al 22 e intentando gritar por encima de la música, ni con llegar a casa y descalzarse, ni tumbarse boca abajo en la cama. Tampoco basta darse un chapuzón de redes sociales, ni salir al aire frío de la terraza, ni una ducha caliente, ni una sesión de sofá y arrumacos y cojines que estorban y luz tenue y cierra los ojos que ha caído la noche. No basta con arañar minutos e ideas frente a un archivo Word en blanco nuclear, ni con sentir –por escasos instantes –que uno es quien es a pesar de la alienación y lo días duros. No basta con tiritas nocturnas en días hemorragia.

A veces creo que sólo un paseo por la Ribera y una caña en la Corredera harían de este mundo un lugar más habitable.



Foto extraída de la web http://pasearporcordoba.webnode.com/

4 comentarios:

Luis dijo...

Estoy contigo, compañero, no te imaginas cómo se añoran la Rivera y la Corredera desde las tierras bárbaras del norte!

Sigue poniéndole palabras a los pensamientos del mundo. Un abrazo!

Pauu dijo...

Esta tarde miré tu blog por si habías publicado algo nuevo desde los semáforos (pero nada) y fíjate, horas más tarde escribes esto.

Todo lo que escribiste, te lo noté al hablar contigo por teléfono.

Te quiero

JUAN EME dijo...

Suscribo toda la carga melancólica.
Aquí, en la vieja AR-KHANDA (Arganda del Rey), mientras paseo por su antigua medina de calles con cuestas infinitas, pienso en las concordancias de la vida.

Ciudadano B dijo...

Luis: Tanta añoranza duele... pero hay que gestionar el dolor de forma que no nos mate.
Pauu: Sabes que eso se llama "conexión", ¿verdad? Este ciudadano también te quiere, no solo por formar parte de su ciudad, sino por ser también esa B que le acompaña.
J-G: En Ar-khanda, Cordura o Estambul, sea donde sea, las concordancias nos buscarán para atacarnos por la espalda.

Abrazos para todos.

Ciudadano-B (necesitando más Cordura que nunca).